jueves, 10 de agosto de 2017

Paralizan actividades portuarias para exigir toma de nota trabajadores, debido a presuntas irregularidades.

Por : Manuel Fernández Marinero. 

Veracruz. - 10 de Agosto de 2017. Unos 600 trabajadores sindicalizados de la empresa CICE del recinto fiscal, mostraron su inconformidad paralizando sus actividades por espacio de dos horas. 

Para exigir le reconozca a la nueva directiva encabezada por Luis Hernández, luego de que destituyeron a Pablo Efrén Solub Pérez. Los inconformes son del primer turno de la Corporación Integral de Comercio Exterior , 

ellos sostuvieron una breve asamblea para decidir que suspenderían labores, debido a que la Secretaria del Trabajo STPSP no les ha entregado toma de nota para reconocer a la nueva directiva. 

El contingente se concentró en la oficina de "nombramientos" ubicada en los bajos del puente Morelos, en Cervantes y Padilla esquina Morelos norte, donde gritaron consignas y aseguraron que no permitirían que Pablo Efrén Solub Pérez regrese a la dirigencia, por los negros antecedentes contra los trabajadores. 

A las 8:39 horas llegó el director de CICE Leoncio Pérez López acompañado de una comitiva e intentaron persuadir a los trabajadores para que desistieran en su movimiento, pero los obreros no les dieron concesiones y fueron tajantes en dos cosas: 

La primera, que la empresa no interfiera en la vida sindical tratando de mantener en la dirigencia a Pablo Efrén Solub Pérez, debido a que ya no cuenta con el apoyo de los trabajadores y permita que Luis Hernández "El Tribilín" ejerza como nuevo dirigente. 

La segunda, que cambien las condiciones en que los trabajadores son tratados y pusieron por ejemplo que la sala de "nombramientos" no tiene clima y el calor alcanza Los 50 grados, lo que constató el propio director de CICE cuando lo obligaron a entrar ahí, otro ejemplo es que solo hay 2 baños móviles para 700 trabajadores, lo que representa un foco de infección y pésimo olor en toda la sala, mientras los empleados de confianza están encapsulados en una vitrina con aire acondicionado. 

Aunado a esta situación el ejecutivo de CICE Leoncio Pérez López, constató y aceptó las demandas de los trabajadores, comprometiéndose a no meterse en la vida sindical, teniendo la imparcialidad, al tiempo que por tercera vez, ya que la demanda de las personas condiciones laborales ya existía, asumió el compromiso de mejorar las condiciones. 

Luis Hernández, nuevo dirigente aún sin toma de nota, explicó que esta vez los compromisos tendrían que ser por escrito y que esta nueva directiva no toleraría más el engaño a los trabajadores. Sobre el destituido líder ablo Efrén Solub Pérez pesan acusaciones, como esa de burlarse de las mujeres, madres y esposas de trabajadores, a las que en rifas del 10 de Mayo sorteó una motocicleta y solo entregó el casco, 

o darles de regalo un cuchillo y un tenedor "para que aprendan a comer como la gente decente", lo que provocó la irritación de los sindicalizados. De común acuerdo ambas partes, Leoncio Pérez López por parte de CICE y Luis Hernández por parte de los trabajadores, estos últimos se comprometieron a retomar las actividades portuarias, cubrir sus puestos de trabajo, mientras que los empresarios pedirían a la Secretaria del Trabajo que defina la situación legal del sindicato para poderlos reconocer. 

A las 9:15 horas las actividades portuarias quedaron normalizadas Desde el pasado 22 de junio los trabajadores decidieron cambiar su destino sindical y a la fecha, la Secretaria del Trabajo no les entrega toma de nota, 

por el momento, los trabajadores han conseguido retener las cuotas sindicales para evitar que Pablo Efrén Solub Pérez logre huir con el dinero de los trabajadores. Aseguraron que no desean abandonar la CTM cómo se les ha acusado, ni desean afectar las actividades de CICE.