Democracia vs Neoliberalismo impartido por René Cervera.


Por : Victor Manuel Fernández Marinero.

Ciudad de México. - 31 de Julio 2018.La  Brújula metropolitana trae a un conversatorio a René Cervera, quien hablará de la Democracia vs Neoliberalismo In Memoriam : Olof Palme (1927 - 1986)

La cita es éste próximo miércoles 01 de Agosto del presente año 2018. Aquí un fragmento de éste conversatorio por René Cervera director de la Orquesta Filosófica S.C. Promoción del Arte Ciencia y Análisis Político.

OLOF PALME: Sven Olof Joachim Palme fue un político sueco, líder del Partido Socialdemócrata de Suecia desde 1969. Fue Primer Ministro de Suecia entre 1969 y 1976, reelecto en 1982. El 28 de febrero de 1986 cuando aún ejercía el cargo de Primer Ministro, fue asesinado por un desconocido mientras paseaba en compañía de su esposa tras salir del cine. Su asesinato aún no ha sido esclarecido.

Olof Palme, estando a la cabeza del gobierno de su país, no quiso distanciarse del resto de ciudadanos, por eso mantuvo la normalidad en su día a día. No tenía guardaespaldas, conducía su propio coche, pagaba sus multas de tráfico como cualquiera de sus compatriotas, cuando no cogía el coche usaba el autobús o el metro, hacía cola para comprar entradas o en la caja del supermercado, llevaba a sus hijos a ver el fútbol todos los domingos, se le podía ver acudiendo a sus citas oficiales en bicicleta, atendía a las ciudadanos que le asaltaban cuando paseaba por la calle, etc. 

Él pensaba que los políticos debían dar ejemplo y usar los servicios públicos de los que eran responsables. Esta actitud le permitió entender las preocupaciones de sus compatriotas y por eso amplió más que nadie los servicios sociales a través del llamado Estado del Bienestar, 

Como primer ministro los temas que más le preocupaban eran: la libertad, la solidaridad, la liberación de la mujer, la defensa del medio ambiente, la justicia, el pleno empleo, la defensa de la ONU y de los países pequeños, y sobre todo, de la defensa de los ciudadanos más débiles. 

Olof Palme y su partido desarrollaron el Estado del Bienestar hasta llevarlo a su punto más alto.  Convirtieron a Suecia en un modelo para el resto de países del mundo, ricos o pobres. Esto lo pudo lograr con cambios legislativos y controlando el déficit público con altos impuestos.  

Gracias a sus políticas económicas, en 1986 en la Suecia de Olof Palme el desempleo era prácticamente inexistente, inferior a otros países de su entorno que estaban aplicando las políticas neoliberales. Los ingresos en Suecia eran altos y los más igualitarios del mundo, llegó a ser el país con más riqueza por habitante del mundo. (PIB/per cápita). Las diferencias de clase se habían reducido más que en ningún otro país occidental. 

Su política fiscal hizo que los ingresos se distribuyeran de manera más equitativa que en ningún otro lugar y las políticas monetarias estaban subordinadas a los intereses de los ciudadanos y no de los accionistas de la banca. Por eso no sólo el PIB por habitante de Suecia estaba entre los más altos del mundo, sino que efectivamente esa riqueza llegaba a la mayoría de los habitantes, los perjudicados fueron los dueños de grandes capitales. Además Palme tuvo la osadía de iniciar cambios legislativos que avanzaban hacia la autogestión obrera de las empresas. 

Algunas de estas políticas se caracterizaron por: Dominio del sector público en la economía. En 1986, el 40% de los trabajadores suecos trabajaban en el sector público; la cifra de trabajadores dedicados a “tareas sociales”, como educación, sanidad, atención social, etc., era del 25%. En 1987, solo un año después del asesinato de Palme, el desempleo se situaba en el 2,5%, una de las tasas más bajas del mundo. Fuerte gasto público mantenido por una fuerte presión fiscal. 

La presión fiscal pasó del 35% en 1965 al 50% en 1986, aplicado a los grandes capitales sobre todo. Poca disparidad en los salarios. Las diferencias de salarios se habían reducido más que en ningún otro país occidental. Implementó políticas de igualdad de género pioneras en Europa, un fuerte protagonismo social y sindical, fomentó el cooperativismo, así como un estricto control del mercado y de las multinacionales.

En la esfera internacional, desarrollaría una política independiente comprometida con el desarme, la paz, el antifascismo, el antirracismo y la liberación nacional. Se comprometió profundamente con la problemática de los países del Tercer Mundo, así como en cuestiones sobre la democracia y el desarme. Condenó, a menudo en términos drásticos, los desmanes de dictaduras. 

Ante todo, lo caracterizaban su defensa del pacifismo y la solidaridad universal. Su compromiso con la causa palestina y su rechazo la política del apartheid en Sudáfrica fue evidente, financiando a organizaciones como la OLP o el Congreso Nacional Africano; apoyó la causa guerrillera del FSLN nicaragüense y del FMLN salvadoreño. 

Palme fue amigo declarado de la revolución cubana y de Fidel Castro, apoyó a Salvador Allende, subrayando su famosa frase sobre la ética socialista “se podrá meter la pata pero no se meterá la mano”. Así Suecia se convertiría en refugio de numerosos exiliados políticos chilenos, argentinos y uruguayos que huían de la brutal represión de las dictaduras militares. Mostró su rechazo frontal a la guerra de Vietnam y a las intervenciones militares del imperialismo, las armas nucleares y mantuvo a Suecia fuera de la OTAN y de la entonces Comunidad Europea, es decir, fuera de los marcos políticos del imperialismo occidental, lo que incidía en una política soberana e independiente. Aunque tuvo también duras críticas hacia la URSS, siempre mantuvo buenas relaciones, como con el resto de Europa.



Entradas populares de este blog

Columna : ACERTIJOS

Dependerá de ciudadanía sí me da su voto de confianza para buscar una diputación, se pronunció Tomás López Landero.

Contó con un presupuesto de 540 millones de pesos, este año el ayuntamiento de Córdoba.